Martes, 25 de Junio de 2019

Síndrome de sobreentrenamiento - fatiga crónica



imagen

Cuando fracasamos en la recuperación del entrenamiento, nos encontramos progresivamente fatigados y sufrimos de un prolongado bajo rendimiento, esto es llamado síndrome de sobreentrenamiento, desgaste, deterioro o fatiga crónica. Siempre tenderemos a entrenar lo máximo posible para obtener los mejores resultados, pero: ¿cuánto es demasiado? La respuesta no es fácil porque todos somos distintos y no se pueden establecer normas generales válidas para todos.

 CONCEPTO

La fatiga se define como la imposibilidad física, psíquica u orgánica para continuar un trabajo al mismo ritmo que se venia realizando y que resulta reversible con el reposo. La fatiga es un estado imprescindible para poder conseguir respuestas de adaptación y de supercompensación.



Podríamos definir el sobreentrenamiento como un proceso patológico que aparece como consecuencia de la práctica deportiva intensa y continuada durante largos períodos de tiempo y que nos lleva a un punto de estancamiento que, incluso, puede sumirnos en un estado tal de fatiga que altere nuestro equilibrio emocional.

Cuando esta condición se agrava, puede costar semanas, incluso meses, recuperarse.

TIPOS DE FATIGA SEGÚN LA DURACIÓN

• Aguda: ocurre durante una sesión de entrenamiento, puede ser local o global.

• Sub-aguda: también llamada sobrecarga. Ocurre posterior a uno o varios microciclos relativamente intensos, con poca recuperación y acumulación de fatiga residual.



• Crónica: cuando no existe una buena relación entre entrenamiento y recuperación, acumulándose la carga residual. Se diferencia de la subaguda en el cuadro de síntomas, en la duración y gravedad de los mismos y en el tiempo que se va a necesitar para su “curación”.



TIPOS DE FATIGA SEGÚN LUGAR DE APARICION

1.-  Fatiga Central

 -Fallo en la activación neuronal

- Inhibición aferente desde husos neuromusculares y terminaciones nerviosas

- Depresión de excitabilidad de la motoneurona

- Alteración en la transmisión del impulso nervioso

- Fallo pre-sináptico



2.-  Fatiga Periférica o muscular

Es la propia fibra muscular la que no puede mantener la fuerza debido a:

- Fracaso electromecánico del músculo, activación contráctil insuficiente ante una excitación normal.

- Disminución en aporte energético (ATP)

- Pérdida cuantitativa de maquinaria contráctil.



CAUSAS

Las causas del sobreentrenamiento no hay que buscarlas solo en la intensidad de nuestras sesiones deportivas, también hay que tener en cuenta nuestro estado emocional y como nos afecta nuestro entorno. Generalmente el sobreentrenamiento es consecuencia de una recuperación incompleta o insuficiente.



SÍNTOMAS

El sobreentrenamiento no aparece de forma repentina y sin previo aviso, sino que presenta una serie de síntomas psicológicos y fisiológicos que conviene conocer para evitarlo que son:

- Recuperación insuficient.

- Pérdida de peso corporal.

- Disminución del apetito.

- Actitud negativa.

- Dolor muscular general.



TRATAMIENTO / RECUPERACIÓN

- Disminución de la frecuencia de entrenamiento, de tal forma que los músculos tengan más tiempo para recuperarse.

- Descanso de varios días e incluso semanas, según la gravedad.

- El reposo debe cubrir un doble objetivo, por un lado conseguir la recuperación orgánica y por otro devolver el equilibrio emocional.

- Buena nutrición, descanso suficiente, ayudas ergogénicas y terapias pasivas (masaje, hidroterapia, técnicas de relajación, etc.).

También hay que recordar que los problemas pueden tener un origen psicológico y no físico.

PREVENCIÓN

  Sugerencias para prevenir el sobreentrenamiento:

- Una dieta alimenticia en acorde al desgaste físico

- Dormir 8 ó 9 horas

- Descansar tanto física como psíquicamente, un mínimo de 2 días por semana.

- Una vez cumplido el objetivo deportivo, hay que descansar al menos un par de semanas o hacer solo lo imprescindible para mantenerse

- Descansar un mes completo al menos una vez al año

- Practicar ejercicios de relajación o meditación

- Hidratarnos

- Dependiendo del objetivo que se quiera alcanzar, seguir un programa de entrenamiento acorde a nuestras posibilidades físicas, psíquicas y espirituales

- Tomar Hidratos de Carbono: Los entrenos largos e intensos nos vacían los depósitos de glucógeno muscular, por lo que debemos prestar atención a recuperarlos lo antes posible.





CONCLUSIÓN

El entrenamiento es el estímulo que desencadena el crecimiento, pero es durante el descanso cuando, si proporcionamos los nutrientes necesarios y las horas de recuperación adecuadas, el crecimiento se materializará. Entrenar con alta intensidad y hacerlo demasiado continuo, conduce inexorablemente al agotamiento, ya que el cuerpo no tiene posibilidad de recuperarse.

Por Mª Carmen García Loaisa