Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

Elipdoor: tu actividad elíptica en grupo



imagen

El ELIPDOOR es una actividad colectiva que se realiza sobre una elíptica preparada para un trabajo muy intenso, fabricada por Tisone Sport. Se trata de un trabajo aeróbico y cardiovascular, apto para todo tipo de colectivos, ya que no hay impactos y requiere una mínima coordinación. Dirigido por un instructor profesional y al ritmo de la música, se practica un conjunto de ejercicios a través de los diferentes niveles de intensidad.

El ELIPDOOR es considerado un ejercicio muy completo, pues se trabaja tanto el tronco superior como el inferior del cuerpo, con la particularidad de repartir esfuerzos a voluntad del que lo practica. Tiene la posibilidad de poderse realizar y/o combinar con otro tipo de actividades tanto cardiovasculares como musculares y de relajación, con lo que se convierte en el sistema idóneo dentro de la tendencia actual de la salud o wellness. Considerado un ejercicio intenso, se recomienda una duración aproximada por clase de 30 a 45 minutos.

El ELIPDOOR es una actividad que cada dia se esta incorporando mas a los centros deportivos que mas quieren estar al dia en este dipo de clases muy completas musicalizables y sin coreografia.

Beneficios

Son muchos los beneficios que produce la práctica de Elipdoor en el cuerpo humano pero debemos destacar los siguientes:

-Desarrolla la resistencia aeróbica.
La resistencia aeróbica consiste en aguantar durante el mayor tiempo posible en una actividad física a una determinada intensidad. A medida que la resistencia aeróbica aumenta, el estado de fatiga en el organismo en actividades cotidianas disminuye. La resistencia aeróbica depende de la habilidad que tiene el corazón, los pulmones y el sistema circulatorio de aportar oxígeno y nutrientes a los músculos para que produzcan energía de forma eficaz. El desarrollo de la resistencia aeróbica en el cuerpo humano reduce las enfermedades cardiovasculares, la tensión arterial, la cantidad de grasa en el organismo, por lo que todo el organismo se beneficia.

-Ejercicio sin impactos y sin molestias para las articulaciones.
El movimiento elíptico que realizamos cuando practicamos Elipdoor es un ejercicio con muy bajo impacto, por lo que no daña las articulaciones y se convierte en un trabajo cardiovascular ideal para todo tipo de usuarios, e incluso se utiliza con fines terapéuticos.

-Ayuda a combatir el stress y la obesidad.
Al tratarse de un ejercicio cardiovascular intenso con un elevado consumo calórico. Hoy en día, debido al ritmo de vida que llevamos y al nivel de sedentarismo que existe, cada vez más gente acude a los gimnasios para ponerse en forma, desconectar y sobretodo divertirse. La práctica de Elipdoor al ritmo de la música ayuda a descargar las tensiones diarias y se convierte en un tratamiento perfecto para combatir la obesidad.

-Ejercicio completo tanto a nivel muscular como cardiovascular y respiratorio.
A nivel cardiovascular: El corazón con el ejercicio aeróbico se fortalece y pierde la grasa que lo rodea, esto hace que cada latido se haga más potente y traslade mas sangre al resto del organismo. Como consecuencia se produce una bajada de la frecuencia cardiaca en reposo, lo que mejora el funcionamiento y la eficacia del corazón. A nivel muscular: Al practicar Elipdoor de forma adecuada, el sistema muscular se fortalece y esto hace que los músculos sean más resistentes a las lesiones. A nivel respiratorio: El Elipdoor, al igual que cualquier otra actividad física aumenta el metabolismo del organismo y, por tanto, las necesidades de oxígeno. Aumenta la frecuencia y la amplitud de la respiración, por lo que el sistema respiratorio activa rápidamente los mecanismos de regulación para que el sistema cardiorespiratorio y los procesos metabólicos obtengan la energía que necesitan y los músculos reciban suficiente oxígeno para facilitar la actividad muscular.

-Tonifica la musculatura del tren superior e inferior.
El Elipdoor a diferencia de otras actividades, fortalece tanto los músculos de la parte superior del organismo como los de la parte inferior. De este modo, fortalece tanto los músculos de las piernas, como los de la cadera, glúteos, abdomen, espalda, pecho, hombros y brazos.

-Aumenta la frecuencia cardiaca.
El Elipdoor, como todas las actividades físicas aumenta la frecuencia cardiaca. Para obtener los mejores resultados recomendamos utilizar un pulsómetro y de esta manera, poder controlar el nivel de pulso adecuado para cada persona en particular.

-Ayuda a recuperar lesiones.
Como anteriormente hemos mencionado, al tratarse de un ejercicio con un impacto muy bajo sobre las articulaciones se convierte en un trabajo ideal para fines terapéuticos.

-Diversión y motivación al ritmo de la música.
En el Elipdoor, la música actúa como un estímulo que motiva al usuario, y a la vez éste aumenta su rendimiento.

-Mejora la coordinación y el sentido del equilibrio.
Con la práctica de Elipdoor, los usuarios optimizan sus habilidades físicas de coordinación y equilibrio.

-Actividad cardiovascular en grupo dirigida a todos los colectivos.
Al tratarse de un trabajo elíptico con un impacto muy bajo en las articulaciones está dirigido tanto para personas jóvenes como para personas mayores.

-Trabajo asesorado por un instructor profesional.
A pesar de no parecer un beneficio, este aspecto es de gran interés para todos los usuarios del Elipdoor, ya que al tratarse de un ejercicio dirigido, el usuario no tiene tiempo para la improvisación y su trabajo está supervisado por un profesional.

Por Gimnasios Online
Tags: